¿Cuál es mejor, té o café?

Cuál es mejor una taza de café o una taza de té.

Siempre he pensado que se consume mucho más café que té en el mundo, pero me he quedado muerta al saber que no, que por cada taza de café se consumen dos de té.

A mí me gustan los dos, la verdad. Por la mañana no soy persona sin una taza de café (y si es tamaño grande mejor) pero después de comer me pierde una taza de té.

Pero ¿qué es mejor?

El exceso nunca es bueno, siempre hay cosas buenas y cosas malas de ambas bebidas si lo tomas en grandes cantidades.

Quién no ha escuchado que el café sólo sirve para poner amarillos los dientes, disparar el ritmo cardíaco e incluso producir cáncer.

Pero el café, lo quieran o no, tiene muchos beneficios para la salud.

Hay muchos estudios que demuestran que el consumo del café es bueno para evitar algunos tipos de cáncer como el de mama, el de hígado o el de piel.

Además ayuda a la memoria a largo plazo, a retrasar el alzhéimer y el Parkinson y es un analgésico natural.
Además puede prevenir la aparición de la diabetes tipo 2 en un 35%.

El por su parte también tiene sus beneficios. El blanco ayuda a prevenir la obesidad, por lo que es ideal para las personas con un poco de sobrepeso.

El té verde ayuda contra el cáncer de esófago un 60%.
El negro, blanco y verde son buenísimos para las personas que tienen enfermedades del corazón porque contienen flavonoides.

Por mucho que digan que consumir mucho té es malo para los nervios, es totalmente contrario. Consumir unas 4 tazas al día reduce el estrés de manera considerable.

¿Cuál de los dos deshidrata más? Es algo muy extendido también que estas dos bebidas deshidratan el cuerpo, pero si no pasas de las 4 tazas diarias el organismo no sufrirá nada de esto.

Tanto una bebida como la otra os pueden producir dientes amarillos, insomnio, taquicardias… El café en concreto puede que aumente el colesterol “malo” y el té puede que te produzca anemia.

Por lo tanto ¿té o café?

Todo en exceso es malo para nuestro cuerpo, así que nada es malo en su debida medida.
Hay estudios que dicen que hasta 300 gramos de cafeína, tanto de una bebida como de otra, es beneficioso para la salud.
No tienen la misma cafeína. El té tiene una media de 15-70 miligramos y el café de 80-180 miligramos.

Otro dato curioso es que el café da más energía que el té, pero sin embargo desaparece antes. Así que si necesitas energía a largo plazo mejor un buen té.