Que hay detrás de la visita del excanciller chino a EEUU

Qué hay detrás de la visita del excanciller chino a EEUU

Conoce las causas que están detrás de la visita a EEUU de uno de los diplomáticos clave del país asiático.

Considerado como uno de los políticos clave de China, Yang Jiechi planea abordar con sus colegas estadounidenses una amplia gama de temas durante su visita de dos días a EEUU, informan Valentín Lóginov y Alexandr Bratersky en un artículo para el medio ruso Gazeta.

De acuerdo con los autores, el principal objetivo de Jiechi, quien fue también ministro de Exteriores del país asiático entre 2007 y 2013, es comprobar las intenciones de Donald Trump con respecto a las relaciones chino-estadounidenses.

El diplomático chino mantiene amplios lazos con EEUU y conoce a muchos congresistas en Washington. 

Aunque se desconoce a detalle el programa de negociaciones de Yang Jiechi, de acuerdo con varios politólogos, citados por los autores, el diplomático abordará temas relacionados con el comercio y los problemas en la esfera de la seguridad internacional.

Además, el político discutirá con sus socios estadounidenses las relaciones entre China y Corea del Norte, la cual ha sido acusada por EEUU de desarrollar su programa nuclear.

La visita de este diplomático responsable de trazar las líneas de la política internacional del Partido Comunista chino podría tener además, según Lóginov y Bratersky, como objetivo explorar el panorama antes de que políticos de más alto nivel establezcan contactos con la Administración Trump.

En Pekín no esconden su preocupación por las ideas del nuevo presidente de EEUU, Donald Trump, quien desde su campaña electoral ha criticado duramente a China y la ha acusado de devaluar de manera artificial su moneda para favorecer sus exportaciones.

Por su parte, los autores consideran que el mandatario estadounidense tratará de maniobrar entre China y Japón.

Para Trump es importante preservar el balance en las relaciones que EEUU mantiene actualmente con los países de la cuenca del Pacífico. Para eso tiene que mantener cierta simetría en las relaciones con Pekín y Tokio.