La Deep Web la Red que Google no te permite ver

Bienvenidos a la Deep Web y su Acceso no permitido desde Google

En esta red se puede encontrar todo aquello que está publicado en internet pero que es imposible de encontrar mediante los buscadores tradicionales. “Dentro de ese universo hay distintos servicios. Algunos de ellos tienen como finalidad proteger la información enviada y la identidad de las partes que comparten esa información, se provee anonimidad”, dijo Maximiliano Alonzo, experto en seguridad informática y CEO de TIB, una empresa especializada en el sector.

Por ser un sitio donde vale todo, se asocia a la Deep Web con el mundo criminal. Pero si bien esto es lo más vistoso y comentado, no es lo único que se encuentra allí. Lo cierto es que se le pueden dar muchos usos.

“La Deep Web es como un bisturí, en manos de un médico puede salvar vidas, mientras que en las manos de un criminal puede ser letal. Todo depende del uso que se le dé. Hay determinados países donde el acceso a internet está restringido a los ciudadanos. Una alternativa que tienen esas personas para acceder a información es la Deep Web”, explicó Alonzo.

El concepto de red profunda apareció cuando surgieron los buscadores. Todo aquello a lo que Google no puede tener acceso forma parte de la Deep Web, allí se puede encontrar drogas, armas, sicarios, pedofilia.

Para ingresar a este mundo oculto es necesario un dispositivo especial. El más conocido es el navegador TOR, sigla de The Onion Router, que se traduce como el enrutador cebolla, ya que genera capas para ocultar la dirección IP de los usuarios que lo utilizan. TOR engaña a los sitios en los que el usuario navega para que sea imposible identificarlos o saber donde están.
“Al ingresar a un sitio web tradicional, el sitio registra la IP desde donde uno está operando. Esto permite identificar el país desde donde lo hace, la ciudad, e incluso la persona que lo está haciendo. TOR permite cambiar la ubicación geográfica del usuario y hacer accesos anónimos”.

Para ello basta con ir al sitio www.torproject.org y y descargar el navegador. “Es como descargar el Google Chrome, no hay misterio”, concluyó el especialista.