Lo que se esconde detras de las farmacéuticas a los pacientes latinoamericanos

Lo que se esconde detrás de las  farmacéuticas a los pacientes latinoamericanos

Bajo la excusa de invertir en investigación y desarrollo, las grandes corporaciones farmacéuticas llegan hasta a septuplicar el precio de los medicamentos en los países en desarrollo. También presionan desde el poder político, financiando campañas presidenciales.

La industria de los medicamentos es una de las más importantes del mundo, incluso supera al armamento y a las telecomunicaciones. Se trata de un negocio controlado por un número relativamente pequeño de empresas. Al estar concentrado en pocas manos, se presta para abusos de poder de mercado.

“Estas grandes compañías trasnacionales tienen un gran poder de mercado pero también político. Por ejemplo, en EEUU financian las campañas presidenciales con cantidades similares a la industria petrolera u otros grandes sectores. Esto se replica en algunos países de América Latina”, dijo al programa ‘Contante y Sonante’ de Sputnik Álvaro Zerda, economista colombiano con amplia trayectoria en el estudio de la industria farmacéutica.

La influencia en el poder político se puede ver, en el caso estadounidense, en pedidos expresos para que “no se tomaran medidas relacionadas con algún tipo de control de precios a los medicamentos”. También, en el caso de los medicamentos genéricos, las empresas multinacionales difunden la imagen de que son “meras copias” de mala calidad.

Zerda mencionó el caso colombiano, donde los fármacos genéricos tienen una cuota de entre el 30 y el 35% de los mercados. Éstos son producidos por empresas de capital nacional, que enfrentan esta estrategia de mercado de las compañías trasnacionales.

Adicional: desarrollan medicamento contra la esclerosis múltiple

El economista aseguró que en su país, los gigantes de la industria farmacéutica “amparados por derechos de propiedad intelectual” con medicamentos patentados en los 20 años anteriores, pueden fijar precios bien por encima de los demás cuando las empresas tienen el monopolio.

“Algunos estudios muestran que en Colombia, Ecuador y Perú hay medicamentos que alcanzan hasta el 700%, es decir siete veces más, del precio de cualquier otro medicamento parecido”, comentó el experto.

Estudios señalan que unos 50 laboratorios tienen las patentes de la mayoría de los medicamentos consumidos en el mundo. Son sustancias que en muchos casos hacen la diferencia entre la vida y la muerte de las personas. Una de las mayores críticas a esta industria es que se rige más por condiciones de mercado que por prioridades sanitarias.