El oscuro secreto del traslado de ojivas nucleares en EEUU

El oscuro secreto del traslado de ojivas nucleares en EEUU

El transporte de ojivas nucleares en EEUU es un sistema secreto. Complicado y enorme. la Agencia de Transporte Seguro, la cual nació en los años más álgidos de la Guerra Fría y forma parte del Departamento de Energía de Estados Unidos. Es la encargada de este transporte.

Aunque EEUU asegura que sus armas nucleares se encuentren bajo un severo control. Las personas que transportan las ojivas nucleares a lo largo de la geografía estadounidense denuncian los bajos salarios y la tensión excesiva. Los cuales en algunos casos han conducido a problemas con el alcohol.

El arsenal de EEUU

Según el diario, EE.UU cuenta actualmente con 4.018 ojivas nucleares. Las cuales 450 se encuentran en depósitos subterráneos en Wyoming, Colorado, Montana, Nebraska y Dakota del Norte.

Otras 1.000 ojivas aproximadamente se encuentran en submarinos, cuyas bases se encuentran en Washington y Georgia.

Centenares se encuentran a disposición de los bombarderos norteamericanos en Luisiana, Dakota del Norte y Misuri.

El número restante de ojivas se encuentra en los búnkeres de la base Kirtland de la Fuerza Aérea norteamericana, ubicada en Nuevo México.

uando alguna de las 4.018 ojivas nucleares estadounidense necesita ser inspeccionada, estudiada o sometida a mantenimiento, los trabajadores que realizan estos servicios no viajan a los sitios donde se encuentran las armas nucleares. Son las ojivas las que viajan. Es allí donde entra en acción la Agencia de Transporte Seguro de EEUU.

La tarea de transportar la carga nuclear es realizada por 42 camiones articulados armados ‘hasta los dientes’. La principal tarea de los trabajadores. Además de llevar la carga a su destino, es impedir la pérdida del armamento nuclear o alguno de sus componentes.

Para esto, los vehículos de alta seguridad están equipados con sistemas de electrochoque. paredes que disparan espuma inmovilizadora y ejes diseñados para explotar y prevenir que el camión sea remolcado, en caso de un ataque.

Aun así, gran parte de la flotilla de transporte de la agencia se encuentra anticuada para los estándares comerciales actuales. De acuerdo con Los Angeles Times. Muchos de los vehículos tienen más de 15 años y fueron diseñados antes de la era de las amenazas terroristas.