Nuestro Universo Podria ser un holograma

la ciencia encuentra evidencia que Universo es un holograma

Desde que nos levantamos hasta que nos metemos en la cama damos por hecho que el mundo en el que vivimos es totalmente real y tridimensional. Sin embargo, una nueva investigación ha encontrado indicios de que nuestro universo en realidad podría ser nada más y nada menos que una especie de holograma.

El estudio completo fue publicado en la revista científica Physical Review Letters. En él, un grupo de físicos teóricos y astrofísicos de Italia, Canadá y Reino Unido, dicen haber recreado un modelo del universo que prueba el conocido como ‘Principio holográfico’.

Se trata de una conjetura propuesta a principios de los años noventa por el físico holandés Gerardus’t Hooft y que hace un intento de combinar la teoría de la gravedad de Einstein y la teoría cuántica.

En particular, postula que toda la información contenida en un determinado espacio es codificada sobre los límites de dicho espacio. Es por eso que los científicos que apoyan esta teoría sugieren que todo lo que nos rodea podría ser recreado en tres dimensiones como una especie de holograma, usando únicamente la información que contiene los límites bidimensionales de nuestro universo.

"Imagínense que todo lo que ven y oyen en tres dimensiones (más la percepción del tiempo)
 proviene en realidad de un campo plano y bidimensional", explica Kostas Skenderis, profesor
 de ciencias matemáticas de la Universidad de Southampton.

A modo de ejemplo, Skenderis expone el efecto que percibimos al ver una película 3D, aunque sabemos de antemano que la cinta (que en esta caso juega el papel de la información) está proyectada sobre una superficie plana.

Pero para los años 90, los científicos no contaban con las tecnologías necesarias para realizar investigaciones que probasen su teoría en la práctica. aunque se sabía que la información necesaria se encontraba codificada en el conocido como ‘ruido blanco’, que es como se denominan las microondas que quedaron desde los tiempos más tempranos de nuestro universo y, por lo tanto, nos acercan información codificada en sus límites.

Nuestras antenas analógicas perciben el ‘ruido blanco’ y nos lo muestran como puntos aleatorios en la pantalla de nuestro televisor o como el peculiar sonido de un radio sin ajustar.

Nuestras antenas analógicas perciben el ‘ruido blanco’ y nos lo muestran como puntos aleatorios en la pantalla de nuestro televisor o como el peculiar ruido de radio sin ajustar.

Los avances en telescopios y equipos de detección de las últimas décadas han permitido a los científicos detectar una gran cantidad de datos que hasta ahora permanecían ocultos.

Usando esta información (recopilada con telescopios y aparatos mucho más sofisticados que nuestros televisores, por supuesto) el equipo de científicos fue capaz de hacer complejas comparaciones entre las redes de características en los datos y la teoría de campo cuántico.

Encontraron que algunas de las teorías cuánticas podrían explicar casi todas las observaciones cosmológicas del universo temprano. Los científicos esperan que su estudio abra la puerta para ampliar nuestra comprensión del universo temprano y explicar cómo es que emergió lo que percibimos cómo el espacio y el tiempo.

Radiación de microondas del fondo de nuestro universo que contiene información sobre cómo y porqué surgieron el espacio y el tiempo.