Windows 10 sigue espiando a sus usuarios

Windows 10 continúa espiando a sus usuarios

Las autoridades de protección de datos de la Unión Europea han expresado nuevas preocupaciones por la privacidad de los usuarios del sistema operativo Windows 10, a pesar de los cambios hechos tras las primeras quejas contra este producto de Microsoft.

En una carta dirigida a la compañía estadounidense, el Grupo de Trabajo del Artículo 29 —compuesto por un representante de la autoridad de protección de datos de cada Estado miembro de la UE— aseguró tener “significativas preocupaciones” por la manera en que Microsoft recoge y procesa información personal de los usuarios y por cómo los informa de que el sistema operativo está recolectando sus datos.

Dada la “aparente falta de control por parte de los usuarios para prevenir la recolección o el procesamiento de su información”, el Grupo de Trabajo pidió explicaciones acerca de cómo los opt-out —darse de baja de una suscripción—, la configuración predeterminada y otros mecanismos disponibles de control presentes en la instalación del sistema operativo Windows 10 pueden entrar en conflicto con las directivas 95/46/EC de la Comisión Europea sobre protección de datos.

Windows 10 se comercializa desde julio de 2015 y desde su salida al mercado causó controversia por la recolección de datos que realiza por defecto y la manera compleja y poco clara en que el usuario puede evitar este proceso.

La compañía Microsoft podría enfrentarse a serias multas de no adaptarse a las reglas de privacidad establecidas por la Comisión Europea.

Rusia crea su propio sistema operativo. Adiós Windows!

La firma rusa Basalt Software anunció el lanzamiento al mercado de la primera línea de sistemas operativos para empresas basados en Linux, informa el diario ruso Vedomosti.

Basalt Software fue establecida en agosto de 2015 para el desarrollo de soluciones de IT de clase empresarial nacional en el marco del programa de sustitución de importaciones.

Actualmente, el proyecto tiene carácter inversionista. Durante el año 2016 las inversiones ascendieron a 100 millones de rublos (1,6 millones de dólares). El dinero fue invertido en el desarrollo de sistemas operativos y el establecimiento de la infraestructura de soporte técnico.

En 2017, en el proyecto se invertirán otros 250 millones de rublos (4 millones de dólares), de los cuales 100 millones se destinarán al desarrollo otra vez, y 150 millones (2,4 millones de dólares) irán al sistema de ventas del nuevo equipo y su promoción.

De acuerdo con las estimaciones de los inversores, la aplicación de la política de sustitución de importaciones permitirá a la empresa lograr ingresos anuales de $300-350 millones para el año 2021. El mercado ruso de sistemas operativos corporativos ronda $1.000 millones al año. Ahora casi todo este segmento lo cubre Microsoft, pero tres años más tarde, Basalt espera ser capaz de controlar hasta el 35% del mercado.

A diferencia de otros sistemas basados en Linux, Basalt cuenta con un soporte técnico de calidad garantizada, rápido y bastante avanzado, asegura su representante Alexéi Smirnov. En respuesta a la solicitud del cliente no sólo puede crear un ‘parche’ cosmético, sino también eliminar la causa del problema.